AHORRO DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO RESPECTO AL DE COMBUSTIÓN

AHORRO DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO RESPECTO AL DE COMBUSTIÓN

Nos planteamos si realmente merece la pena comprar un coche eléctrico respecto a uno de combustión. Veamos en este artículo cuál es más rentable. 

DIFERENCIAS DE LOS COCHES ELÉCTRICOS Y COCHES DE COMBUSTIÓN

Debemos valorar correctamente varios aspectos antes de comprar un vehículo eléctrico o de combustión. ¿Qué tengo que tener en cuenta? 

Inversión inicial del coche

El coche eléctrico tiene un precio más elevado respecto al de combustión. La inversión del coche eléctrico se amortiza con el ahorro de combustible.

Precio del combustible y recarga del vehículo

El combustible de los coches eléctricos es más económico que el de los coches de combustión. El precio del kw en las tarifas de electricidad es mucho más barato que el precio del mercado actual de la gasolina. El precio del combustible de los coches de combustión se triplica respecto a los eléctricos. Además, los puntos de recarga de los coches eléctricos están subvencionados, por lo que el cliente recuperará un 80% de su inversión.

Autonomía del coche

La autonomía de los coches eléctricos va mejorando cada vez más. El coche eléctrico es perfecto para realizar desplazamientos cortos y que no sean muy lejanos.

Mantenimiento de los vehículos

Los coches eléctricos no necesitan apenas mantenimiento, ni un sistema de refrigeración. Los coches de combustión están compuestos por muchas piezas, además de tener embrague, aceites, etc, por lo que hay que hacerle revisiones periódicas para evitar su deterioro y conseguir que el motor funcione con las mejores condiciones.

Ayudas estatales, aparcamiento e impuestos

Los coches eléctricos están exentos de pagar el aparcamiento de las grandes ciudades y pueden acceder a zonas donde los vehículos de combustión no tienen acceso por las emisiones que producen. Además, con el Plan MOVES III (que son las ayudas destinadas a la compra de los vehículos eléctricos) podrás comprar tu coche antes de tiempo. Otro beneficio económico es que los coches eléctricos reciben hasta un 75% de bonificación en el Impuesto de Circulación. 

Además de todo lo mencionado anteriormente, los coches eléctricos y de combustión se diferencian por:

La aceleración de los coches eléctricos es más rápida que la de combustión dado que el coche eléctrico no tiene marchas ni embrague. Aunque los coches eléctricos consumen más batería, su conducción es más eficiente y evita los acelerones que consumen combustible.

El vehículo eléctrico puede tener freno regenerativo, es decir, cuando levantas el pie del acelerador el coche baja su velocidad, evitando el desgaste de la batería y un ahorro en su recarga.

El coche eléctrico es silencioso, por lo que no contribuye a la contaminación acústica. 

El uso de aire acondicionado y calefacción consume mucho tanto para el coche eléctrico como para el coche de combustión. Lo mejor es utilizarlo en aquellos momentos que sea necesario.

Como hemos comentado, la inversión inicial de un coche eléctrico respecto a uno de combustión es superior, pero se recupera a corto plazo. La inversión de un coche eléctrico podría recuperarse al cabo de 10 años.

Artículos Relacionados

VENTAJAS DE LOS COCHES ELÉCTRICOS

VENTAJAS DE LOS COCHES ELÉCTRICOS

¿CÓMO CARGAR UN COCHE ELÉCTRICO?

¿CÓMO CARGAR UN COCHE ELÉCTRICO?